Infección de útero: Es importante que unos diez días antes y unos diez días después del parto la hembra no se bañe pues al estar abierta la vagina se puede introducir arena y provocar una infección. La veremos quieta, sin apetito y perdiendo peso. Acudiremos inmediatamente al veterinario.

 

Mastitis: Tiene el mismo tratamiento que la enfermedad anterior; es importante evitar los baños de arena antes y después del parto con la frecuencia indicada. Veremos que la mama se inflama y está caliente. Retiraremos a los bebés. El veterinario pondrá tratamiento.