HIERBAS

Hemos dicho que la alimentación de una chinchilla se compone del 80% de heno y el 20% de pienso de calidad en forma de pellets.

Se puede complementar su alimentación ofreciéndoles otras cosas.

Nos esperarán todas las noches en la puerta de la jaula para ver qué les damos.

Siempre poquita cantidad: media cucharadita de las de café aproximadamente.

Las hierbas que les doy a mis chinchillas son:

Espino blanco, cardo mariano, ortiga blanca, pétalos y capullitos de rosa deshidratados, escaramujos, llantén, pétalos de malva, desdemonio y sobre todo diente de león.

No olvidamos la alfalfa a diario para las embarazadas y lactantes y cada tres días para las demás.

Las podemos encontrar en herbolarios.


CHUCHES

Se considera "chuche" a aquél alimento que les damos ocasionalmente. Por ejemplo una vez por semana y siempre para premiarles por un comportamiento (se han metido solos en la jaula después del paseo, se han dejado coger sin problemas, para ganarnos su confianza cuando llegan a casa....).

Sin abusar siempre, les podemos dar:

plátano, manzana, papaya, zanahoria deshidratadas; bayas de goyi o avena en grano.

Sin abusar. Estos animalitos tienen el hígado delicado y debemos tener cuidado con su alimentación.

MADERAS

A las chinchillas les encanta roer. Les procuraremos maderas seguras para ellas que ayudarán al desgaste de sus incisivos. Para los molares ya sabemos que el heno es fundamental.


Las maderas seguras para chinchillas son:


Álamo, bambú, manzano, rosa canina, árbol de algodón, árboles frutales como manzano, de pera o de uvas (vid), magnolias, sauce y pino (muy seco y sin nada de resina), tronquitos de piña y piñas de pino no resinero también son un buen juguete para chinchillas.


Las tóxicas son:


arce, acebo almendro, albaricoque, andrómeda, aralia espinosa, aguacate, azalea, benjamina, abedul, árboles de frutas cítricas (naranja, pomelo, limón), Anacardo, arándano, castaños, cedro, cerezos, olivos ciprés,caoba, café, ciruelo, cocotero, durazno, ébano, eucalipto, endrino, ginkgo, haya, higo, pino fresco (tiene demasiada trementina y fenoles), laurel,  melocotón, nectarinas, nogal, palmas, roble, secoya, saúco, té (cualquiera de sus variedades) y carrasca (o árbol de bellotas).